Ir al menú
Ir al contenido

ARÁNDANO ROJO
Vaccinium vitis-idaea

Indicaciones

Incontinencia de orina, cistitis recurrente, veijga hiperactiva, degeneración macular asociada a la edad, diarrea, colesterol…

Descripción

Composición :
Cápsula 100% Vaccinium vitis-idaea fructus

Parte utilizada :
Bayas

El arándano rojo es una planta del género Arándano. Es un subarbusto que alcanza una altura de entre 10 y 40 centímetros de crecimiento derecho y compacto. Sus hojas ovaladas y perennes son de color verdinegro brillante y coriáceas. El arándano rojo tiene muchos nombres comunes: Arándano de fruto encarnado, arándano encarnado, arándano punteado, arándano rojo. La “cranberry” crece en pantanos en el norte de América y Canadá. Son más grandes que los arándanos rojos. En nuestras latitudes crecen en pinares, en terrenos arensos, suelos arcillosos arenoso-pedregoso, brezales secas de montañas y en suelos de pantanos hasta una altura de 2300 metros. El arándano rojo perenne reacciona de forma sensible a la helada y muere cuando la temperautra baja a mas de -22ºC. Debajo de la nieve sobrevive temperaturas más bajas. Las flores inviduales acampanadas están colgadas en racimos de flores en las puntas de los brotes. Maduran entre finales de agosto hasta principio de septiembre, primero son bayas blancas y después tienen un color rojo vivo. Las bayas crudas rojas brillantes tienen un sabor amargo. Por el alto nivel de pectinas gelantinizan fácilmente y son muy adecuadas para la producción de compota o mermeladas. En otoño se sirve con caza. 100 gramos de bayas contienen 72 mg potasio, 14 mg calcio, 6mg magnesio, 12 mg vitamina C; vitaminas B1, B2, B3 y ß- caroteno, sobre todo sustancias activas como antocianósido, arbutina, alcoholes alifáticos y aldehídos, flavonoides como quercetina, triterpenos, ácidos como ácido benzoico y ácido siríngico. Las antocianinas mejoran la vista por la noche, porque forman parte de la rodopsina. El porcentaje de tanino y antocianósido protege el cuerpo de infecciones de los riñones y cititis evitando probablemente que bacterias anidan en las membranas mucosas. Los antocianósidos son hidrocarburatos aromáticos antioxidantes. El nivel de colestereol también influye de forma positiva y alivia enfermedades reumáticas. Actualmente están analizando estas relaciones. Siempre dijeron que las bayas son muy sanas y pueden prevenir infecciones de las vías urinarias cuando las toma con regularidad. ¡Sobre todo es importante porque cada vez hay más bacterias resistentes a los antibióticos! - comunican investigadores de la Rutger University, la University of Michigan igual como los de la State University of Nueva Jersey en una edición online de la revista especialista en médicos, llamada JAMA. En una comunicación de la Rugers University afirman que el zumo de arándano rojo es una medida preventiva. Se puede tomar de forma preventiva en forma de zumo, mermelada, compota (una cucharilla de té cada 3 horas), o también en forma de cápsulas; es importante repartirlas durante todo el día. Sobre todo mujeres embarazadas que sufren fácilmente de infecciones de las vías urinarias pueden confiar en ellas. Las bayas fomentan el transporte de las bacterias problemáticas de la vejiga a la urina. Puede notar el efecto unos dos horas después de la toma y éste perdura hasta 10 horas. Estudios finlandeses lo confirman. Como no hay efectos secundarios es apto para niños como remedio natural y de forma preventiva. Los zumos del arándano rojo y de la Cranberry mostraron un efecto antiinflamatorio en las mucosas de las vías urinarias y de la boca (encías). Por el impedimiento de las bacterias se mejoran las molestias de la vejiga hiperactiva, incontiencia urinaria, los perjuicios de las mucosas y infecciones crónicos. El transporte de las bacterias fuera de la vejiga es más rápido. Además confirmaron en estudios que la Cranberry disminuye que bacterias de escheríchia coli se adhieren en las paredes celulares de las vías urinarias. Justamente estos gérmenes del indestino provocan casi un 80 % de las infecciones de las vías urinarias. Las proantociandas del arándano rojo son los responsables de este efecto. Son sustancias muy emparentadas con los colorantes naturales rojos y azules. Estas sustancias eleminan los pelitos que usan las bacterias para pegarse en las paredes celulares y evitan así el aumento de las bacterias. De esta manera no matan a los gérmenes, a diferencia de los antibióticos, pero los desactivan de tal manera que el mecanismo natural de protección gana eleminándolas a través de la vejiga. Las sustancias activas no amenazan las bacterias y éstas no forman mutaciones evitando así el miedo de resistencias en tratamientos repetidos con antibióticos. Y tampoco dañan la flora indestinal sana evitándo diarrea y multiplicaciones drámaticas de hongos. El National Institute of Health autorizó en los EE.UU el apoyo financiero para investigaciones sobre el papel de los arándanos rojos en la prevención de infecciones de las vías urinarias, y para añadirlo a antibióticos comunes para el tramamiento de infecciones. Entre los años 1992 y 1998 aumentaron el presupuesto en un 75 % para la investigación de resistencias antimicrobianas. Esto refleja la preocupación mundial sobre el aumento dramático de las bacterias resistentes. En el pasado no solo hablaron del efecto de los arándanos para reducir el lípido, antiinflamatorio y estimulante de la circulación, sino también sobre la mejora de la visión crepuscular.

Dosis

3-6 cápsulas al día antes de comer o durante la comida
250mg/cápsula

Imprimir