Ir al menú
Ir al contenido

TUSILAGO
Tussilago farfara

Indicaciones

Tos, faringitis, catarro bronquial y asma, tos ferina ...

Descripción

Composición :
Cápsula, 100% Tussilago farfara flos & fol.

Parte utilizada :
Flores y hojas

El tusilago (Tussilago farfara) es la única especie del género Tussilago de la familia de las asteráceas (Asteraceae). Es una de las primeras flores primaverales cuyas flores aparecen antes del desarrollo de las hojas. Fue la planta medicinal del año 1994. Es una herbácea anual con una altura de entre 10 y 30 centímetros. Las hojas con pecíolos largos alcanzan una anchura de entre 10 y 20 centímetros. Tusilago es probablemente el antitusígeno más antiguo. Los griegos antiguos inhalaron el humo de las hojas encendidas cuando tenían asma. Antiguamente mezclaron hojas de tusilago secadas con menta y galio oloroso y lo fumaron como tabaco aromático en una pipa. Aludieron elogiosamente al tusilago, desde los médicos de la Edad Antigua hasta el sacerdote Kneipp. Tusilago tiene un efecto antiinflamatorio, antiespasmódico, mucolítico y fomenta el esputo en enfermedades de las vías respiratorias; es una planta para tos tenaz y catarros bronquiales crónicos. Plinio e Hipócrates elogiaron su efecto para los bronquios y las vías respiratorias. Su contenido: mucinas, taninos, sustancias amargas, aceites esenciales, saponina, ácido urónico y ácido gálico. Tusilago está rico en elementos minerales como calcio, hierro, fósforo, potasio, sodio, magnesio, silicio y azufre. De momento retiraron el tusilago de la circulación porque investigaciones recientes indican efectos secundarios indeseados provocados por los alcaloides pirrolizidínicos de la planta.

Imprimir