Ir al menú
Ir al contenido

DIENTE DE LEÓN
Taraxacum officinale

Indicaciones

Afecciones de hígado, bilis, riñones y de la vejiga, ictericia simple, anemia, varices, hemorroides, alteración de estómago y intestino, erupción cutánea, acne, eczemas, páncreas, hipofunción del bazo, reuma, gota, artritis, artrosis, eliminación de agua...

Descripción

Composición :
Cápsula, 100% Taraxacum officinalis rhiz.

Parte utilizada :
Raíz

El diente de león debe su nombre a las hojas muy dentadas que recuerdan a los dientes del león indio. El diente de león (Taraxacum) es un género de la familia de las asteráceas (Asteraceae). Su respresentante más conocido es el diente de león común, la achicoria amarga. Es una planta vivaz perenne que alcanza una altura de entre 10 y 30 centímetros que con un jugo blanco en todas las partes. Su raíz principal carnoso que puede ser de 1 metro de largo (varias veces también hasta 2 metros) es por fuera de color marrón oscuro hasta negro. La raíz pivotante se convierte en un tallo extremamente corto y recalcado con hojas puestas en un rosetón. Se puede encontrar a los dientes de león por todo el mundo, desde los trópicos hasta las zonas polares. Su mayor diversidad está en las zonas más frescas de las regiones templadas. Encontraron en las raíces más de 50 importantes sustancias activas que pueden ordenar el organismo. Las sustancias activas más importantes del diente de león son inulina, colina, ácido ascórbico, ácido nicotínico, retinol, resinas, terpenos, un alto nivel de potasio, las sustancias amargas tarxacina (sobre todo en otoño), taraxacerin, taraxasterol, saponinas, vitamina B2, C, D y minerales como hierro, silicio, manganeso y azufre y muchos más.

Gracias a esta variedad el diente de león es un remedio universal. Tiene un efecto depurativo, diurético, estimula la digestión, fomenta el estómago, el hígado, la bilis y el páncreas, es decir todo el sistema de glándulas. Puede ser bueno también en diabetes ligera y tiene un efecto fortalizante cuando uno está debilitado. Se recomienda una cura en primavera y otoño. Además aumenta la cantidad de sangre en anemia. Los médicos árabes Rhazes y Acivenna lo describieron por primera vez. Incluso los griegos lo valoraban mucho. El nombre francés pissenlit (meón/-a) hace referencia al efecto diurético. Muchas personas buscan en primavera al diente de león para depurar el organismo, pero uno nunca sabe como fertilizaron las praderas. Por esto, ¡tenga mucho cuidado (echinococcus multilocularis)!

Precaución: No tomar cuando sufre de enfermedades de los conductos biliares, úlceras o estrechez en el aparato gastrointestinal.

Dosis

3-6 cápsulas al día
490 mg/cápsula

Imprimir