Ir al menú
Ir al contenido

CLAVO DE OLOR
Syzygium aromaticum

Indicaciones

Fortalecmiento de las defensas, dolores de muelas, inflamaciones de todos los tipos, parásitos intestinales, radiclaes libres, acúmulo excesivo de hierro (hemocromatosis), halitosis …

Descripción

Composición :
Cápsula + 100% Syzygium aromaticum

Parte utilizada :
Botones

Los clavos de olor (Syzygium aromaticum) también llamados clavo o girofle, son botones secadas de sabor picante agudo y con olor fuerte del árbol del clavo que crecía inicialmente en las islas Molucas, las islas de las Especias. Este árbol pertenece al género de las mytraceae. Los mejores clavos de olor vienen de Zanzíbar y Madagascar. Quitan los botones de las flores rosas aún no abiertas y los secan después. Lo cultivan ya en todo el mundo. El árbol del clavo perenne de más de 15 metros de altura recibió este nombre por sus capullos que parecen clavos. En la cocina usan clavos de olor - dosificación moderada - para condimentar escabeches, salsas, platos de carnet y pescado etc. También es un componente del polvo de curry. A las flores aquí conocidas como claveles le dieron este nombre por su olor a clavo de olor pero botánicamente no tienen nada que ver con ello. Los aceites esenciales de la planta son determinantes para el olor, sabor y efecto, y pueden llegar a un 15 por ciento del total del contenido. Su principal contenido: entre un 70 y un 85 % de eugenol (también existe en la canela), un 15 % aproximadamente de eugenolacetate y un 5 a un 12 % de ß-cariofileno y un 2 % de ácido oleanólico.

Ya que eugenol alivia, masticar clavos de olor es un remedio casero para dolores de muela. También se dice que es bueno para aliento fétido. Además detiene el crecimiento de bacterias, hongos y virus. Se puede observar un efecto antiespasmódico y un impedimiento de la coagulación de la sangre después de tomar clavos de olor. Mejora la condición del flujo sanguíneo, impidiendo trombosis y preveniendo arteriosclerosis. En la odontología aprecian hace mucho el aceite de esta planta. Últimamente la hicieron púlica como uno de lo mejores antioxdantes. Científicos, entre otros Miguel Hernandez de la universidad de Elche, investigaron cinco de las características típicas de los antioxidantes. Los clavos de olor sacaron en todos los estudios “notas” por encima del promedio. Tienen su sitio fijo en la medicina china ayurveda. Los médicos chinos recetaron el clavo de olor ya en el siglo 3 antes de nuestra era y los que pidieron una audiencia con el emparador tuvieron que masticar primero un clavo de olor antes de poder acercarse a él. Puede usarlos para todas las inflamaciones por su efecto fuertemente desinfectante; de esta manera también para las de las zonas de los riñones y de la vejiga. Regulan la actividad gastrointestinal. Además pueden ayudar a eleminar parásitos intestinales y tenias. Pueden aumentar el rendimiento del cerebro y mejorar la figura estimulando el cuerpo para reducir edemas. Los científicos españoles confirmaron las características como antioxdiante, anticoagulante y antiinflamatorio y descubrieron que "los clavos reducen por encima del promedio la peroxidación lipídica", quitándoles los radicales liberales a las células impidiendo efectivamente el proceso destructivo de las membranas celulares.

Comprobaron también que en hemocromatosis se reducía efectivamente el nivel de hierro en la sangre. Un exedente de hierro puede provocar una enfermedad grave cual por su parte puede desarrollar muchas otras enfermedades, como la artritis, diabetes, disfunciones hepáticas hasta tumores hepáticos o fallos cardíacos. Es más fácil eleminar las faltas de hierro con una alimentación correspondiente o con complementos alimenticias concretas, que tratar un exedente de hierro. El uso de clavos de olor puede ser bueno en este caso. Use por esta razón diariamente clavos de olor en su cocina, añadiéndolos como especia a muchas comidas, como sopas, salsas, escabeches y platos de verdura (sobre todo a platos de repollo morado), además los puede usar para bebidas como ponches de frutas sin alcohol y combinados, y en pasteles y pastas. Puede sacar provecho de las características pépticas, antiinflamatorias, desinfectantes y analgésicas. Además estimula la circulación, es un estimulador del apetito y fomenta el rendimiento del cerebro. Si no le gusta el sabor de la planta puede tomar clavos de olor en forma de polvo en cápsulas. De esta manera también se beneficia de las características antioxidativas. Los clavos de olor fueron la planta medicinal del año 2010.

No hay efectos secundarios si toma clavos de olor en cantidades habituales. Cantidades altas del aceite de clavo pueden provocar intoxicaciones. También hay posibilidades de alergias. Por favor preste atención a las indicaciones de dosis del fabricante de cápsulas o aceite de clavo de olor.

Dosis

2-6 cápsulas al día con agua
300 mg / cápsula

Imprimir