Ir al menú
Ir al contenido

RUSCO
Ruscus aculeatus

Indicaciones

Insuficiencia venosa, flebitis, estancamiento venoso, varices, edemas caricosos, cuperosis, vena de araña, celulitis, hemorroides, permeabilidad de los vasos capiliares ...

Descripción

Composición :
Cápsula, 100% Ruscus aculeatus rhizoma

Parte utilizada :
Raíces - extraer en otoño

El rusco (Ruscus aculeatus) es una planta que pertence a las ruscáceas (Ruscaceae). Fue la planta medicinal en el año 2002. Entre abril y mayo tiene flores blancos verdosos, pequeñas y poco llamativas, en las axilas de las hojas altas. Sus bayas son de color coral brillante con un díametro de entre 1 y 1,5 cms. Habita en la región mediterránea, Francia, África del Norte y hasta el Oriente Próximo. Pero también lo encontramos en el sur de los pies de los Alpes, en Estiria, Valais, sur del Tirol y Tesino. Extraen la raíz nudoso en otoño y la secan en la sombra. Las sustancias activas, saponinas, potasio y calcio tienen un efecto antiinflamatorio en los vasos sanguíneos, hemostático, antipirético, diurético y son un vasodilatador. Tienen una estructura química de esteroides, una estructura que puede encontrar también en los corticoides, las hormonas de la corteza suprarrenal. Estos esteroides tienen un efecto antiinflamatorio y hemostático. Se normaliza la bronquedad de los vasos capilares. El médico y farmacólogo griego Dioscórides (del siglo 1) describió el efecto con todo detalle en su farmacología. La flebopatía es el ámbito de aplicación más importante del rusco. Influye aún más en la tensión de los vasos que el castaño de Indias. El rusco reduce la permeabilidad de la membrana de los capilares y ocasiona una reducción de los edemas resultantes. Este remedio de venas puede deshinchar los hemorroides inflamados. Se recomienda un tratamiento durante un tiempo largo, por lo menos 3 meses. En Suiza la planta está baja protección, por eso hay que usar productos elaborados.

Dosis

3-6 cápsulas al día con agua
330 mg/cápsula

Imprimir