Ir al menú
Ir al contenido

COLA DE CABALLO
Equisetum arvense

Indicaciones

Cistitis, uñas de mano, albuminuria, hemorragia, carencia de sales minerales, mucosa bucal, hemorragia nasal, estrías de embarazo, piel, enfermedad por cálculos, sudar, dientes, tejido enfermo, reuma, gota, enfisema ...

Descripción

Composición :
Cápsula, 100% Equisetum arvense herba - 350mg

Parte utilizada :
Toda la parte de superficie de la planta

La cola de caballo (Equisetum arvense) es una especie de la clase de los equisetos (Equisetopsida). Es una planta plurianual que alcanza entre 10 y 50 centímetros de altura. Está conocida por su fronda de primavera que da frutos. Muchas veces los excursionistas confunden a este fronda con setas. La fronda de verano parece a un abeto miniatura. Hay mucho en la biología de las colas de caballo que es excepcional, como sus sustancias activas: ácido silício, glucósido, taninos, saponina (equisetonina), hierro, manganeso, aluminio, magnesio y diversos flavonidos que tienen un efecto hemostático (también en hemorragias nasales), diurético; para generar la piel y con efecto aferente de minerales para el cuerpo. El párroco Kneipp la consideró "irreemplazable e incalculable". Solo el bambou tiene más ácido silícico ligado vegetalmente (véase bambou tabashir), que mejora el proceso cicatrizante. Alternando con bambú el cuerpo puede ser remineralizado estupendamente, y sobre todo gente mayor debe prestar atención a este efecto. Los brotes son fuertemente diuréticos en padecimientos de las vías urinarias y de la prostata, calman las mucosas de las vías urinarias, y son buenos para enuresis y problemas de la piel. Se cosecha durante todo su crecimiento.

Hay que cocinarlo por lo menos 15 minutos o más para liberar las sustancias activas más importantes. Se recomienda la cápsula porque el polvo de la planta está bien molido, no mezclado y en su estado puro.

Dosis

3-6 cápsulas al día con agua

Imprimir