Ir al menú
Ir al contenido

CIPRÉS
Cupressus sempervirens

Indicaciones

Desintoxicación, hemorroides, problemas de útero, enuresis, trastorno circulatorio, hematomas ...

Descripción

Composición :
Cápsulas, 100% Cypressus sempervirens

Parte utilizada :
Frutos (nuez)

Los cipreses son una especie de la familia de los cupresáceas (Cupressaceae). Son árboles perennes (sempervirens "siemprevivo") o plantas lignificadas con forma de arbustos. Las formas de crecimiento de las especies de cipreses y sus formas de cultura varian: de pequeño como un enano hasta alto, de colgando hasta forma de columna, con corona alta hasta corona ancha. En algunos sitios los cipreses caracterizan el paisaje, como el ciprés mediterráneo en la Toscana. Gracias a su alto nivel de vitamina P usan la nuez del ciprés tradicionalmente como tónico de venas, contra hemorroides, piernas cansadas, varices y problemas en el abdomen durante la menopausia. La nuez del ciprés es bueno para ninos y personas de avanzada edad que sufren enuresis.

Contenido del aceite esencial: tanino, catecol, flavonoides, ácido glicérico, ácido glicólico ...

Un poco de historia: Los romanos plantaban los cipreses como guardianes en sus jardines y viñas. Plinio describe en sus escritos, que plantaban en Roma un ciprés después del nacimiento de una hija y para la boda se lo daban como herencia como símbolo de falo. En el Oriente el ciprés simbolizaba el prometido y la rosa la prometida.

Dosis

3-6 cápsulas al día con agua
200 mg/cápsula

Imprimir