Ir al menú
Ir al contenido

CAYENA
Capsicum frutescens

Indicaciones

Asma, mal aliento, hemorragias, espasmos, infecciones gripales, gases, gota, problemas de corazón, tensión arterial, affeciones gastrointestinales, fomenta la digestión, problemas de páncreas, reuma, varices ...

Descripción

Composición :
Cápsula, 100% Capsucum frutescens

Parte utilizada :
Frutos

Capsicum frutescens es una especie del género capsicum de la familia de las solanáceas. Hay muchos diferentes tipos emparentados de plantas de cultivo, por ejemplo la patata, tomates y las berenjenas. Una característica típica del capsicum son las flores y frutos verticales en la planta. La pimienta de Cayena son chiles molidos. Como base se usan los frutos secados y picados de la clase de chile cayena - una variedad perteneciente al género capsicum annuum. El nombre proviene del idioma de los tupí (Brasil) y significa algo como pimienta picante. La planta llegó con Colón y otros navegantes desde América a Europa y también la importaron desde la India. La razón de estos viajes fue encontrar las islas de especias en el óceano índico. Pero en el lugar de esto encontraron América y a la vez muchos alimentos y especias nuevos, como la patata, tomates, maíz, pimiento y sus parientes. Botánicamente la cayena no tiene nada que ver con la pimienta y como especia solo es el sabor picante que tienen en común. Los criollos de Bolivia y Perú usaron desde hace siempre esta clase de capsicum picante para la preparación de sus comidas, como también durante los rituales de la viripotencia (aumenta la circulación de sangre). Nosotros conocemos la cayena como especia picante. Fomenta la digestión, alivia dolores del aparato gastrointestinal y también puede aliviar problemas de croazón. Comunicaron también éxitos en trastornos cardíacos graves, incluso en ataques cardiacos. En casos graves puede tomar 2 a 3 cápsulas de cayena - o el polvo - con agua tibia, para aliviar un ataque. Si toma cayena con regularidad fomenta las defensas y alivia el “tiritar de frío” (una sensación de frío en todo el cuerpo), porque la cayena calienta y estimula la circulación de la sangre. La cayena está rica en vitama A, C, PP, B-complejos, carotina, potasio, calcio, fósforo y hierro. La capsaicina, un alcaloide, es la responsable del sabor picante. La cayena nivela la tensión arterial, mejora la capacidad de coagulación de la sangre, tiene un efecto antibiótico y antiviral, fomenta el metabolismo del hígado e impulsa el flujo de la bilis. Investigaciones recientes suponen que la cayena tiene un efecto analgésico en culebrilla y migraña. Se consigue la especia a través del secado y la pulverización de los frutos. En nuestros latitudes hay que aumentar lentamente la dosis hasta su máximo y a continuación tomarla solamente durante poco tiempo. Reacciones fuertes pueden ser aliviadas inmediadamente con una manzana rallada gruesamente. Mujeres embarazadas y enfermos de los riñones no deben tomar la cayena en dosis terapeuticas.

Evitar el contacto con los ojos y no aplicar en heridas abiertas. Unos estudios indios demuestran que solo dosificaciones desde 800 mg al día y tomándolas regularmente pueden

irritar las mucosas del estómago (dosificaciones que nunca se usan en circunstancias normales). Pero pacientes con úlceras gástricas pueden tomar sin problema ½ hasta 1 cápsula al día.

¡Refine su comida siempre con una pizca de cayena!

Dosis

2-3 x al día 1-3 cápsulas con agua
250 mg/cápsula

Imprimir