Ir al menú
Ir al contenido

LOAM (verde)
Argila chlora

Indicaciones

Indigestión, gastrointeris y enteritis, úlceras en el intestino, gastritis ...

Descripción

Composición :
Cápsula 100% Argila chlora

Parte utilizada :
Loam especial

Durante miles de años se sedimentó el loam verde, una tierra arcillosa, en el norte de Francia y en la cuenca parisina. Los nativos conocieron su alto valor para la salud. Los pueblos usaron la tierra arcillosa desde tiempos inmemoriales. El loam verde contiene minerales alcalinos importantes y oligolementos que son un “bálsamo” para el estómago y el intestino; forma una flema que cubre las paredes del estómago y del intestino con un gel protector. El loam verde previene úlceras y puede aliviar cólicos. El uso externo puede aliviar hinchazones e inflamaciones de la piel y de las articulaciones. Los egipcios antiguos embalsamaron sus muertos con la tierra arcillosa del Nilo junto con otras sustancias activas. A los romanos les gustaban los baños de barro preparados con tierra arcillosa. Los animales se revuelcan en el loam para desinfectar la piel. Los soldados franceses llevaron en sus viajes largos loam verde mezclado con mostaza y la autoridad militar dió 200 gramos de loam a sus soldados durante las guerras mundiales para evitar afecciones gastrointestinales. De esta manera muchos pueblos desarrollaron su propia relación con esta tierra arcillosa. La gran industria hizo mucha publicidad para los antiácidos de manera que los conocimientos sobre la tierra arcillosa cayeron lentamente en el olvido. Hoy descubrieron incluso que el loam verde es mucho más eficaz. Es la combinación interesante de minerales y oligoelementos que tienen este "efecto curativo" y provocan un intercambio iónico. La naturaleza nos ofrece con el loam verde un valioso “remedio curativo".

Dosis

2-6 cápsulas al día con agua
410 mg/cápsula

Imprimir