Ir al menú
Ir al contenido

GRAVIOLA
Annona muricata

Indicaciones

Reuma, artritis, neurastenia, parásitos, gripe, fiebre, diarea, asma, enfermedades del hígado, tumores, profilaxis contra el cáncer, malaria, depresiones ligeras …

Descripción

Composición :
Cápsula + 100 Annona muricata folium

Parte utilizada :
Hojas

La graviola (en latín: Annona muricata) – también llamada guanábana – es un árbol de la familia de las anonáceas (Annonaceae) nativa de las islas de las Indias Occidentales. Hoy crece el árbol en todo el caribe y en las zonas del Amazonas. El árbol perenne tiene una altura de entre 6 - 10 metros y hojas parecidas a las hojas del laurel. Las flores de color verde amarillento exhalan un olor de carroña para atraer moscas para su polinización. El fruto (realmente una baya grande) puede alcanzar 40 centímetros de largo y un peso de 4 kg. Las semillas negras contienen la neurotoxina annonacina. La planta crece en el Amazonas y sus indígenas usan las hojas como remedio. Por ser ampliamente extendido no es una planta amenazada de la selva tropical. Los indígenas de los trópicos aprecian sus frutos como una comida refrescante y usan tradicionalmente sus hojas como remedio para varias enfermedades. Contienen muchas sustancias activas fuertemente anticancerígenas como la acetogenina. Annona muricata contiene varias sustancias eficáces que la industria farmacéutica no pudo aislar como medicamento. Hay amplios trabajos de investigación sobre el efecto antitumoral, antiinflamatorio, antibacterial y anti-hongos, pero hasta ahora no han podido aislar, sintetizar y patentar las sustancias activas como medicamento. La planta tiende un puente entre la medicina india y la medicina oficial occidental. La zona del Amazonas como selva tropical más grande del mundo y la selva de Costa Rica son de crucial importancia para la diversidad de especies. En los miles tipos de plantas se esconden con toda probabilidad muchos remedios para las enfermedades de la humanidad, como enfermdades de cáncer y cardiovasculares o los síntomas de vejez degenerativas. El ser humano debería considerar la fuerza de la naturaleza como un regalo y usarla con responsabilidad. Los indígenas usan tradicionalmente plantas y hierbas de la selva para curar enfermedades y pasan sus conocimientos de una generación a la siguiente. En las Antillas Neerlandesas colocan las hojas debajo de la almohada para obtener un buen descanso. También son buenas para enfermedades de la vesícula biliar, diarea e indigestiones. Ya en el año 1976 averiguó el National Cancer Institute de los EE.UU. que la graviola puede combatir células cancerosas. En el año 1997 la universidad americana Purdue informó a los medios competentes que la graviola puede combatir de forma efectiva las células cancerosas. Esto se refiere sobre todo a las células tumorosas que son resistentes contra los medicamentos antitumorales (zytostatika) extendiéndose libremente de esta forma. Aunque todavía no se conoce el modo de acción, la "graviola” quita la energía de las células cancerosas resistentes.", según Jerry McLaughlin, científico de Purdue. Parece que la graviola bloquea el suministro de energía de las células cancerosas resistentes sin influir negativamente en las células sanas. Es verdad que hacen falta más estudios para confirmar el modo de acción e investigarla más a profundo, pero es cierto que los primeros resultados militan en favor para un uso como complemento alimenticio. También es claro que el uso de esta planta como complemento alimenticio no sustituye un tratamiento de la medicina convencional. La graviola es una planta que por su composición no solo es bueno para tumores, sino también sirve para hongos, parásitos y bacterias. Unos estudios de los años 1990 y 1993 confirmaron que la graviola puede ser eficaz contra la malaria. Los alcaloides de la graviola pueden además aliviar depresiones ligeras.

Puede aprovechar ya la fuerza curativa y natural de la graviola.

Graviola – El fruto mágico y curativo de los indígenas del Amazonas.

Dosis

3-6 cápsulas al día con agua (250 mg/cápsula)

Imprimir