Ir al menú
Ir al contenido

ANGÉLICA
Angelica archangelica officinalis

Indicaciones

Estrés, depresiones, gastroespasmos, gases, indigestiones nerviosos, climaterio, molestias menstruales, estimula el útero... Secundario: asma, migraña, mareos, cansancio ...

Descripción

Composición :
Cápsula, 100% Angelica archangelica/officinalis radix

Parte utilizada :
Raíces

La angélica es una planta bienal que solamente florece una vez y alcanza una altura de entre 1,2 y 3 metros. Las plantas silvestres tienen un rizoma gordo en forma de nabo. Los tallos están erguidos y en la base redondos. Solamente encontramos planta aisladas en nuestras zonas. Es inconfundible por sus umbelas grandes y por las abejas que vuelan alrededor de las flores. En los países nórdicos la comen todavía como una verdura. La angélia fortalece la resistencia física y síquica, revitalisa todo el organismo, alivia espasmos y cansancio y previene depresiones. No hay otra planta que es tán eficáz como la angélica. En la Edad Media fue un remedio universal porque muchas enfermedades empiezan en la síque. La angélica tranquiliza, relaja, armoniza y equilibra. Por esto es apropiada para estrés con dolores de estómago e intestinales. Aumenta las defensas en invierno. Durante el climaterio regula la circulación sanguínea. Además surte efecto exitante; por eso es importante cuándo toma la angélica: con la comida surte un efecto péptico, después de la comida estimula y antes de dormir relaja.

Tenga mayor precaución cuando recolecta la planta porque fácilmente puede ser confundida con el laser trilobum o con la cicuta tóxica. Diabéticos deberían tomar solamente pequeñas cantidades. Hay que evitar dosificaciones altas durante el embarazo por su efecto estimulante del útero. Fomenta además el desprendimiento de la placenta.

Dosis

3-6 cápsulas al día con agua
450 mg/cápsula

Imprimir