Ir al menú
Ir al contenido

AJO DE OSO
Allium ursinum folium

Indicaciones

Arteriosclerosis, alteraciones del aparato gastrointestinal, flatulencia, hipertonía, indigestión, diabetes mellitus, efecto depurativo...

Descripción

Composición :
Cápsula, 100% Allium ursinum folium

Parte utilizada :
Hojas

El ajo de oso es una planta del género Allium y por lo tanto emparentado con el ajo, el cebollino y la cebolla. Esta especie extendida en Europa y en partes de Ásia sobre todo en bosques, que echa hojas temprano en el año, es una hierba silvestre comestible. El ajo de oso despide en primavera un olor a ajo. Los campesinos y personas que saben de hierbas en Europa usaron esta planta sabrosa desde hace tiempos inmemorables en primavera como complemente para la espinaca para darle un sabor a ajo. El pesto de ajo de oso también es una exquisitez. Los romanos ya conocieron al ajo de oso como una "herba saluteris", que significa planta medicinal valorándolo como remedio depurativo, además de fortalecer al estómago. Las indicaciones son parecidas a las del ajo. El ajo de oso es una planta bulbosa de la familia de las alióideas y hay que tener precaución para no confundirlo con los cólquicos venenosos. Su cosecha es durante la floración. Se usa las hojas jóvenes antes de la floración para ensaladas o como verdura. Las hojas frescas o secadas al aire libre (Allium ursinum herba) tienen un efecto antibacterial conseguido a través del contenido como aceites esenciales, aminoácidos libres y fructosano, tiosulfinato (entre otros allicina), ajoeno y otros componentes.

Se usa las hojas frescas recolectadas al prinicipio de la floreción, preparadas homeopáticamente, para problemas de digestión.

Dosis

3-6 cápsulas al día con agua
350 mg / cápsula

Imprimir