Ir al menú
Ir al contenido

AJO
Allium sativum

Indicaciones

Hipertensión arterial, arteriosclerosis, tenias, afecciones gastrointestinales con fermentación, diabetes mellitus... Secundario: catarro bronquial, debilidad general ...

Descripción

Composición :
Cápsula, 100 % Allium sativum bulbus

Parte utilizada :
Bulbo

El ajo es una planta herbácea plurianual de entre 30 y 90 centímetros de altura. Sus hojas planas de color verde azulado tienen un ancho de hasta 15 mm. El bulbo está cubierto con una capa fina, blanca o roja y está compuesto de un diente principal con entre 5 y 20 dientes a su alrededor. Del diente principal brota un tallo redondo. Ya cuando construyeron los pirámides las personas no querían renunciar al ajo y los israelitas lo echaron en falta durante sus caminatas por el desierto. Los griegos antiguos y romanos lo usaron en parte por su característica como afrodisíaco. En aquel entonces casi no conocían la esclerosis o el mal funcionamiento de los ganglios linfáticos. Se puede combinar con lapacho rosado en caso de hipofunción de los ganglios linfáticos. Lo usan además en la medicina tradicional para enfermedades infecciosas de las vías respiratorios, tenias y trastornos digestivos. Atribuye incluso un efecto positivo al cuero cabelludo y sirve contra la caída del cabello. Durante los últimos años lo investigaron intesivamente confirmando los tesis formulados de médicos antiguos que usaron la medicina naturista. Médicos que usan la medicina oficial admiten que baja el riesgo de un nuevo ataque en enfermos del corazón usandolo como remedio durante un tiempo largo; estimula además el sistema inmunológico y surte efecto ligeramente antibiótico. El ajo dilata los vasos sanguíneos periféricos y baja la tensión arterial. Regula también el nivel de azúcar en la sangre y puede ser usado para diabetes mellitus. Importante: Debe usar todo el diente de ajo. Usando perejil fresco reduce el olor a ajo en el aliento. Sus sustancias activas principales son la alicina con componentes sulfurosos (responsables del olor) con un efecto antibiótico, las vitaminas A, B1, C y hormonas que tienen un efecto parecido a las hormonas sexuales masculinas y femininas. Además contiene fermentos, colina, yodo y pizcas de uranio. Se puede decir: Coma tanto ajo como puede. Ya que el ajo puede aumentar el riesgo de hemorragias hay que dejar de tomarlo una semana antes de una operación.

Dosis

3-6 cápsulas al día con agua
370 mg/cápsula

Imprimir